Él prefiere la abuelita

Estas señoras que venden placer, a quien se deje, lo hacen como unas verdaderas putas que son, el detalle es el quien contrata a una de ellas prefiere a la abuelita, que desde ya hace algún tiempo le traía ganas, por lo que se la lleva al primer hotel que ven para ahí gozar de esta buenorra abuela